Ensalada de pavolunch con vegetales y queso

Has llegado a casa, has tenido un día agotador, tu apetito se acrecienta pero te da pereza darle saciedad, comienzas por abrir la nevera y…. ¡corre! corta unas cuantas lonchas de pavolunch, como prefieras: en dados, en rodajas, ¡a tu gusto! Y añádele cualquier variedad de vegetales: canónigos, rúcula, tomate cherry, etc.

Acompáñalo con daditos de queso y termina  aderezándolo con aceite de oliva. ¿Has visto qué fácil?

Te aseguro que acabarás todas las noches por hacer lo mismo.